Tel: (+34) 971 436 546

Datacenter

La eficiencia energética es hoy en día una prioridad absoluta para todos los gestores de Datacenters. Tendencias como el Cloud Computing o el aumento importante de terminales móviles incrementan la demanda mundial de potencia de cálculo y de capacidad de almacenamiento. En consecuencia aumenta el consumo energético de los Datacenters existentes, y también la presión de competidores que lanzan nuevos centros más eficientes. La eficiencia energética – resumido bajo el lema “Green IT” - adquiere en esta situación una importancia estratégica. 

El valor clave para medir la eficiencia energética de un centro de cálculo es el PUE (Power Usage Effectiveness), que expresa la relación entre el consumo total de energía eléctrica del Datacenter y la energía eléctrica consumida por los equipos IT. La mayor influencia en esta cifra corresponde al enfriamiento de los servidores, que según las características del centro puede alcanzar hasta el 60% de la totalidad del coste de la energía. En un centro típico con tecnología convencional, la proporción del consumo energético para enfriamiento y movimiento del aire está cerca del 40%. Con la tecnología más moderna y eficiente, los gestores de Datacenters pueden reducir este valor hasta debajo del 20%. Una reducción del valor de 2,0 para un centro antiguo a < 1,2 con la tecnología más avanzada es factible. De esta manera no solamente tendremos un centro que cumple las condiciones del “Green IT”, sino también se alcanza una importante reducción del coste energético. 

Otro aspecto fundamental en la planificación de un Datacenter es la seguridad absoluta de funcionamiento. El diseño del equipo con sistemas independientes de producción frigorífica (enfriamiento adiabático, compresión mecánica) y la previsión de redundancias permite garantizar una máxima disponibilidad.

Las soluciones de Menerga:

Con la gama Adcoolair, Menerga ofrece equipos de Free Cooling indirecto de elevada eficiencia energética. Su misión es la evacuación de altas cargas térmicas, para alcanzar este objetivo combina el Free Cooling indirecto, el enfriamiento adiabático y un circuito frigorífico de compresión mecánica de potencia variable. Gracias a esta tecnología y un sistema de control y regulación inteligente, se consigue un EER medio anual de 12 para un funcionamiento con aire de retorno a 34 ºC y una impulsión a 20 ºC.
Otra característica importante del equipo es que el enfriamiento se realiza en modo de recirculación, con separación de los recorridos interior y exterior en el equipo y en su intercambiador de calor, para evitar la variación de la humedad y la entrada de contaminación a la sala IT. 
Aparte de un alto EER en la producción frigorífica, otra prioridad en el diseño del equipo es la alta eficiencia en la circulación del aire, con ventiladores EC de última generación en configuración modular, regulación de caudal variable en función de la carga real y bajas pérdidas de carga internas en el equipo.

Process climate and cold water