Tel: (+34) 971 436 546

Producción y logística

En la mayoría de centros de producción y logística, no solamente se precisa una climatización adecuada para los procesos y las mercancías, sino también para las personas que trabajen en su interior. Características de la mayoría de naves de producción y de almacenes son sus grandes volúmenes y alturas, y la necesidad de elevados caudales de aire. Estos grandes caudales hay que atemperarlos, filtrarlos y moverlos de la forma más eficiente posible, en muchos casos durante 24 horas al día.

En algunos procesos de producción se liberan sustancias nocivas que pueden mermar la calidad del producto, o incluso poner en peligro la salud de los trabajadores. Un sistema eficiente de filtración y de renovación del aire es fundamental para controlar la contaminación. La calidad del aire y el confort térmico en la nave dependen en gran medida de los sistemas de tratamiento y de difusión del aire.

El mantenimiento de las condiciones interiores óptimas conlleva un consumo energético, pero suele ser rentable por la importancia de la producción, y por el aumento en la motivación y en el rendimiento de los empleados. Una difusión adecuada del aire evita corrientes molestas, que aparecen en caso de una ventilación por apertura de puertas. A parte de la propia nave de producción, el concepto de climatización también ha de incluir las adyacentes oficinas, vestuarios y comedores.

Las soluciones de Menerga:

Para la aplicación en naves de producción y en centros logísticos ofrecemos las gamas Adconair, Adsolair y Resolair con grandes caudales de aire. Todos disponen de una recuperación de calor de alta eficiencia para reducir el consumo energético. El sistema de enfriamiento adiabático indirecto de los equipos Adconair y Adsolair permite enfriar espacios con altas cargas térmicas de forma eficiente.

Recuperadores entálpicos del tipo Resolair también recuperan humedad y ayudan a mantener un nivel saludable de humedad relativa.

Para vencer cargas más altas, todos los equipos se pueden equipar con baterías de agua caliente y agua fría, o con un circuito frigorífico de compresión mecánica integrado.

Un potente sistema de control y regulación y la opción de trabajar con caudal variable permiten la adaptación a las cargas actuales en cada momento.